Saltar al contenido principal
Manual de actividades económicas. Obligaciones fiscales de empresarios y profesionales residentes en territorio español

3.2 Renuncia

Los contribuyentes que cumplan los requisitos para aplicar el método de estimación directa simplificada o el método de estimación objetiva, podrán renunciar a su aplicación presentando el modelo 036 o 037 de declaración censal.

Cuándo debe renunciar: mes de diciembre anterior al año natural en que deba surtir efecto. Para el año 2021, este plazo es, para la estimación directa simplificada, hasta el 31 de diciembre de 2020 y para la estimación objetiva, desde el 24 de diciembre de 2020 hasta el 31 de enero de 2021. En caso de inicio de la actividad, antes del inicio.

También se entiende efectuada la renuncia al método de estimación objetiva si se presenta en plazo, el pago fraccionado del primer trimestre del año natural, mediante el modelo 130, previsto para el método de estimación directa (renuncia tácita). Si se inicia la actividad se renunciará tácitamente presentando el modelo 130 del primer trimestre de ejercicio de la actividad.

La renuncia tendrá efectos por un mínimo de 3 años sin perjuicio de lo dispuesto a continuación para los ejercicios 2020, 2021 y 2022. Transcurrido este plazo, se entenderá prorrogada tácitamente para cada uno de los años siguientes en que resulte aplicable, salvo que se revoque aquélla en el mes de diciembre anterior al año en que deba surtir efecto.

Se reduce para los ejercicios 2020 y 2021 el plazo en el que los contribuyentes deben determinar obligatoriamente su rendimiento neto por el método de estimación directa tras haber renunciado al de estimación objetiva, esto es, podrán volver al método de estimación objetiva antes de transcurrido el plazo mínimo de 3 años.

Esta reducción del plazo mínimo será de aplicación a los contribuyentes que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

  1. Los contribuyentes que han renunciado al método de estimación objetiva para el 2020, bien por haber presentado el pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio 2020 por el método de estimación directa (modelo 130) bien por haber optado por el método de estimación directa en la declaración censal de inicio de actividad a partir de 1 de abril de 2020, pueden volver al método de estimación objetiva para el ejercicio 2021 o 2022.

    La forma de volver al método de estimación objetiva, en este caso, será revocando la renuncia de forma expresa (del 24 de diciembre de 2020 al 31 de enero del 2021) o, de forma tácita, presentando el pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio 2021 en la forma establecida para el método de estimación objetiva (modelo 131).

  2. Los contribuyentes que han renunciado al método de estimación objetiva para el 2021, bien de forma expresa o bien por haber presentado el pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio 2021 por el método de estimación directa (modelo 130) pueden volver a determinar su rendimiento neto por el método de estimación objetiva, para el ejercicio 2022.

    La forma de volver al método de estimación objetiva, en este caso, será revocando la renuncia de forma expresa o, de forma tácita, presentando el pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio 2022 en la forma establecida para el método de estimación objetiva (modelo 131).

La renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF y la posterior revocación a que se refieren los párrafos anteriores tendrá los mismos efectos respecto de los regímenes especiales simplificado y de la agricultura del IVA.

La renuncia al método de estimación directa simplificada supone que el contribuyente determinará el rendimiento neto de todas sus actividades por la modalidad normal del método de estimación directa.

La renuncia al método de estimación objetiva supone la inclusión en la modalidad simplificada del método de estimación directa si se cumplen los requisitos establecidos para esta modalidad, salvo que se renuncie al mismo.