Saltar al contenido principal
Manual práctico de Renta 2020

j) Retribuciones derivadas de relaciones laborales de carácter especial

Tienen la consideración de rendimientos del trabajo las retribuciones derivadas de relaciones laborales de carácter especial.

A estos efectos, se conside­ran relaciones laborales especiales, de acuerdo con el artículo 2 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre (BOE del 24), las siguientes:

  • Personal de alta dirección (Real Decreto 1382/1985, de 1 de agosto).
  • Personal al servicio del hogar familiar (Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre).
  • Penados en Instituciones Penitenciarias (Real Decreto 782/2001, de 6 de julio).
  • Deportistas profesionales (Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio).
  • Artistas en espectáculos públicos (Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto).
  • Personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresa­rios sin asumir el riesgo y ventura de aquellas (Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto).
  • Trabajadores con discapacidad que presten sus servicios en los centros especiales de empleo (Real Decreto 1368/1985, de 17 de julio).
  • Menores sometidos a la ejecución de medidas de internamiento para el cumplimiento de su responsabilidad penal (Real Decreto 1774/2004, de 30 de julio).
  • Actividad de residencia para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud (Real Decreto 1146/2006, de 6 de octubre).
  • Actividad profesional de los abogados que prestan servicios en despachos de abogados, individuales o colectivos (disposición adicional primera de la Ley 22/2005, de 18 de noviembre, y Real Decreto 1331/2006, de 17 de noviembre).
  • Cualquier otro trabajo que sea expresamente declarado como relación laboral de carác­ter especial por una ley.

Importante: cuando los rendimientos derivados de las relaciones laborales especiales de artistas en espectáculos públicos y de los agentes comerciales y comisionistas supon­gan la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios, se calificarán como rendimientos de actividades económicas (Art. 17.3 Ley IRPF).