Saltar al contenido principal

La Agencia Tributaria aprehende cinco toneladas de hachís en dos operaciones en Andalucía

El dispositivo especial de Vigilancia Aduanera en Andalucía ha detenido a cinco personas responsables de los hechos

La Agencia Tributaria ha aprehendido en los últimos días 4.800 kilos de hachís en dos operaciones realizadas por funcionarios de Aduanas en las proximidades de los ríos Guadalquivir y Piedras respectivamente, gracias al dispositivo de control que desarrolla Vigilancia Aduanera en las costas de Andalucía, y que tiene por objeto luchar contra el narcotráfico y el contrabando de mercancía sensibles.

En la primera operación la Agencia Tributaria se han incautado más de 2.300 kilogramos de hachís durante la madrugada del martes en la desembocadura del río Guadalquivir, cuando las embarcaciones adscritas a la Unidad Combinada de Vigilancia Aduanera de Cádiz, “Gerifalte I” y “Milano II” abordaron una embarcación neumática de color negro y ocho metros de eslora y tres tripulantes. En ella se transportaban 73 fardos de hachis, de los habitualmente utilizados para el transporte de esta clase de estupefacientes. Como responsables del alijo intervenido han sido detenidos tres individuos de nacionalidad marroquí, uno de ellos menor de edad.

Tanto los detenidos como la droga intervenida se encuentran a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Sanlúcar de Barrameda, en funciones de guardia.

La segunda operación se ha desarrollado frente a la costa de Huelva, en la mañana del miércoles, a la altura de la desembocadura del río Piedras, cuando fue detectada una embarcación cuya matrícula, de Gran Bretaña, no se encontraba en vigor, procediendo en su demanda el patrullero HJ-X y detectando a bordo 85 fardos de hachís, con un peso de 2.500 Kg. Los dos tripulantes, de origen español, han sido detenidos, interviniéndose un yate de 14 metros. Todos ellos han quedado a disposición del Juzgado de Guardia de los de Huelva. Las investigaciones de los funcionarios de Aduanas continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

Estos operativos se enmarcan en el plan denominado “CERROJO” para el control de la costa andaluza desarrollado por funcionarios de Vigilancia Aduanera.